Ymascotizados

Quería crecer

De pequeña quería ser mayor, quería hacerme mujer, tener responsabilidades, compartir mi vida con una pareja, labrarme una profesión, trabajar, disponer de dinero, ocuparme yo misma de mis animales, decidir dónde vivir, viajar donde yo quisiera...


Me cabreaban los niños/as que no querían crecer, asumir responsabilidades, pensar en su futuro, desarrollarse más allá de sus padres y hermanos mayores.


La vida, durante ese camino que se me hacía tan largo y que ha sido tan corto, me ha dado mucho; malo y bueno; lo malo más largo, lo bueno más breve.


No sé qué daría ahora por volver a esa época en que anhelaba crecer, ser mayor, teniéndolo todo por delante, sin responsabilidades, sin trabajo, sin dinero, sin casa propia, sin hipoteca, sin criterio, sin poder de decisión, sin arrugas, sin pareja... (¡ay!, ¡amorcito, sabes que las collejas les sientan mal a mis neuronas!)


Quizá lo ideal fuera, como en la peli "El curioso caso de Benjamín Button" (que por cierto de original no tiene mucho porque ¿quién no lo ha imaginado, e incluso deseado, alguna vez?), nacer viejos y acabar nuestros días como bebés.
 
Free counter and web stats