Ymascotizados

Hombre rico, barrio rico. Pobre hombre, barrio obrero



No sé si habéis tenido la posibilidad de comprobar las diferencias que se dan, en España, para ser exactos estoy hablando de Madrid, entre las obras públicas realizadas en los barrios ricos y las realizadas en los barrios obreros. Yo sí porque mi madre continúa viviendo donde hemos vivido casi siempre, en un barrio rico, y yo, desde que me he independizado, vivo en un barrio obrero.



Un barrio obrero que por cierto está en obras desde ni me acuerdo ya cuándo y hasta nadie, al menos del barrio, sabe cuándo. Por eso no voy a aburriros con todas las enormes diferencias que observo, y llenar de indignación la página, y sólo voy a enumerar y explicar brevemente las más significativas.


1º_ En un barrio rico los materiales de obra no sólo son buenos, también son bonitos y elegantes.
En un barrio obrero los materiales deben ser desechos de obras de otros barrios obreros. O tal vez (a juzgar por el hecho de que nos los traen ya con sus pintaditas y su roña acumulada durante años) simplemente los cambian de un barrio obrero a otro, en la tierna suposición de que, como todos los pobres o no-ricos nos movemos siempre por los mismos barrios, así siempre nos sentiremos reconfortados y como en casa, estemos en el barrio obrero en que estemos.

2º_ En un barrio rico los obreros comienzan por un sitio y lo terminan lo mejor y más rápido posible, para molestar lo menos y el menor tiempo posible a los vecinos.
En un barrio obrero los obreros abren huecos, hacen socavones, rompen paredes y suelos por aquí, por allá y por acullá, se van a otra zona dejándolo todo destartalado y sin medidas de protección, y sin que tengamos la menor idea de cuándo van a volver o cuándo van a terminarlo.



3º_ En un barrio rico, mientras duran las molestias, ponen todo tipo de medidas para hacer la obra lo más cómoda, limpia y segura posible a los vecinos y transeúntes.
En un barrio obrero, mientras duran las obras, debes dejar atrás eso de usar zapatos, unas buenas botas de montaña serán la mejor elección; además, has de andarte con ojo para no matarte o, cuanto menos, romperte la crisma; y, por supuesto, hay que olvidarse de llegar limpio a destino.

4º_ En un barrio rico los obreros no beben una cerveza tras otra mientras curran, y aún menos tiran luego las latas vacías por todas partes convirtiendo el barrio en un vertedero.
En un barrio obrero sí.


5º_ En un barrio rico, si antes de la obra había estructura urbanística de mejora de la movilidad y la comodidad del viandante (rampas, papeleras, bordillos bajos en las zonas de cruce…), después de la obra ésta es todavía mayor y mejor; las aceras quedan niveladas, no se forman charcos cuando llueve, los remates están niquelados...
En un barrio obrero, si antes había poca estructura urbanística de mejora de la movilidad y la comodidad del viandante, después de la obra ésta es todavía menor y peor, o directamente inexistente; las aceras parecen rutas de monte, se forman ríos navegables, profundos y oscuros en cuanto caen 4 gotas, los remates (¿qué remates?) son desastrosos...

6º_ En un barrio rico, en suma, cuando termina una obra pública (en tiempo y forma, por cierto), el resultado final es exactamente como se veía en los planos, si no mejor.
En un barrio obrero, en suma, cuando termina una obra pública (imposible saber si en tiempo y forma porque nadie da plazos ni enseña planos), si es que termina, el resultado es tan desastroso que reparas en el por qué no había planos.

Y digo yo que con esta mierda de sociedad, con estas desigualdades tan evidents como injustas e injustificadas (porque, ¿acaso en los barrios obreors no pagamos también impuestos?, ¿hay alguna ley que nos favorezca para pagar menos impuestos que, por ejemplo, los vecinos de Goya?), ¡¿cómo puede nadie pretender que nos sintamos identificados con algo, ilusionados o motivados por algo, contentos de algo?! ¿Que no?

 
Free counter and web stats