Ymascotizados

Expresiones coloquio-religiosas


Ante todo debo decir, para los lectores de la edición digital de 20 minutos, que este artículo ya estaba redactado antes de que, entre cliente y cliente, le echara un vistazo al periódico de hoy, que tiene un artículo con un título sospechosamente similar a éste, y cuyo contenido aún no he leído.

El caso es que estaba yo contestando un comentario que me dejó Min en un artículo anterior y, pese a mi magnífico manejo del idioma español, me ha costado Dios y ayuda las he visto y deseado para sortear expresiones de tinte religioso. Hace tiempo decidí no utilizar el nombre de Dios en vano, pero es más difícil de lo que parecía a simple vista.

Min me exhortaba a no controlar mi verborrea y yo pretendía decirle que menuda faena os hacía a los demás lectores (2) de esta blogtácora, mas sólo me venían a la cabeza frases como "¡Virgen Santa, Min!, que Dios os pille confesados", o ¡"La madre del Amor Hermoso, Min!, que Dios os ampare.

Y es que muchas de nuestras expresiones más coloquiales tienen fuertes connotaciones religiosas, nos guste o no, dado que las religiones llevan siglos conviviendo con nosotros. "¡La Virgen!", "¡Virgen Santa!", "¡Dios mío!", "¡Por Dios!", "¡Adiós!", "¡Con Dios!", "¡A la buena de Dios!", "¡La de Dios es Cristo!", "¡Bendito sea Dios!", "¡Sabe Dios!", "¡Castigo de Dios!", "Dios mediante", "Si Dios quiere", "Cada uno en su casa y Dios en la de todos", "Dios los crea y ellos se juntan", "Dios dirá", "Virgencita, Virgencita, que me quede como estoy", "¡Cagoendióslavirgenytodoslossantos!", etc.

En fin, que me ha chocado mi dificultad para encontrar un sustitutivo que me hiciera la misma función. Me voy a leer el artículo del 20 minutos...
 
Free counter and web stats