Ymascotizados

¿Puedo entrar con mi perro en los lugares públicos?

- "Mami, ¿vas a entrar en esa droguería conmigo?- le dije extrañada."

- "Sí, cariño. No hay cartel de que esté prohibido y no voy a ir hasta casa a dejarte y volver sólo para preguntar si también tienen de oferta mi perfume. Y desde luego no voy a dejarte atada fuera sola."- me contestó muy digna ella. Y es que a nuestras mamis y papis les da miedo dejarnos solos en la calle, porque sabemos de buena tinta que hay gente mala que roba perros.

Ya estábamos casi dentro del umbral cuando se nos acercó un señor uniformado que casi parecía un policía, pero no, y se dirigió a mami diciendo: "¡Señora, no puede entrar con el perro aquí!"


Mami, que no sé si le molesta más que la llamen señora o que le impidan sin motivo ni razones hacer algo que quiere hacer, le dijo: "Perdone, no hemos visto cartel alguno que lo indique. ¿Podría asegurarse de que es como dice?"

El guardia se volvió refunfuñando y desapareció tras una puerta del fondo para volver un minuto después y, parecía estar muy cabreado cuando le dijo a mami: "Pueden pasar, pero sólo hoy porque se nos olvidó poner los carteles. Mañana estarán puestos."

- "Oh, no se preocupe, a partir de mañana no volveremos a este local, agente."- le dijo mami con una gran sonrisa, de triunfo aunque se niegue a reconocerlo, y mucha sorna.



Y es que éste, entrar con perros en los sitios públicos, es un problema muy habitual al que se enfrentan las personas que conviven con nosotros. Muchos de estos humanos quieren ir con nosotros a todas partes que puedan, otros lo necesitan porque algunos de mis congéneres se mueren de pena y lloran, aúllan o ladran si los dejan solos en casa, y otros se encuentran con el hecho de tener que entrar en un local público estando de paseo con su mascota. ¿Se puede?



El caso es que existe un vacío legal al respecto ya que la ley no es muy clara en este sentido. Y después, cada Comunidad Autónoma tiene su propia regulación. Por eso es conveniente leer la normativa de tu Comunidad a este respecto.



En principio, sólo los perros guía y cada vez más los perros de terapia tienen permitido el acceso a cualquier local o transporte público, que vaya morro, no lo entiendo, porque yo estoy tan bien educada como ellos... Sin embargo, en Madrid, que no está prohibido por ley, serán los dueños de los establecimientos quienes decidirán si podemos o no entrar. Sí, sí, como lo leéis, mirad:

"Artículo 13: Entrada en establecimientos públicos
Salvo en el caso de perros-guía, los dueños de hoteles, pensiones, bares, restaurantes, cafeterías y similares, podrán prohibir a su criterio la entrada y permanencia de animales en sus establecimientos, debiendo anunciarse, tanto esta circunstancia como su admisión, en lugar visible a la entrada del establecimiento. Aún permitida la entrada y permanencia, será preciso que los animales estén sujetos con cadena o correa y provistos de bozal."

De todas formas, hay que tener en cuenta que yo soy una Gran Danesa (no confundir con la chica danesa ésa que está tan de moda ahora que hasta sale en el cine, que no sé quién es). Esto es, que soy muy grande y no paso desapercibida así como así. Pero si el perro con el que queréis entrar es más pequeño, lo lleváis atado con su correa, está bien educado, lleváis su documentación en regla, y ya si tenéis un bolso en el que meterlo mientras estéis dentro del local, será mucho más fácil.



Resumiendo, si en la entrada no hay un cartel que lo prohíba expresamente, lleváis la documentación en regla, y creéis que vuestro perro no causará molestias a las demás personas que se encuentren en el local, podéis intentarlo. Eso sí, mejor no preguntar y probar tu suerte.

Espero que os sea útil. ¡Y hasta otra, que me enrollo como las persianas y tengo que ir al parque a echar unas carreritas!
 
Free counter and web stats