Ymascotizados

Quiero aumentar la familia con una mascota y no sé cómo hacer...

Muchas personas se plantean aumentar la familia con una mascota, un perro, un gato, un conejito... Pero no saben qué especie será mejor para ellos, qué raza escoger, o si comprar o adoptar, ni dónde acudir para ello.

En Ymascotas Solidaria os ofrecemos servicio de asesoramiento en esta cuestión. Sólo tenéis que escribirnos al correo ymascotassolidaria@gmail.com o un mensaje privado a la página de facebook Ymascotas Solidaria con todos los datos relevantes sobre vuestro caso concreto y nosotros estaremos encantados de guiaros y aconsejaros lo mejor que sepamos.



Nosotros siempre decimos que la mejor raza es la de 'rescatado', y abogamos siempre por adoptar mejor que comprar, y ahora os lo justificaremos y argumentaremos todo.

1. ¿Qué especie se adaptaría mejor a nosotros, un perro, un gato, un conejo...?

Unos y otros somos muy distintos en carácter, necesidades y comportamientos, si bien es cierto que en una familia pueden convivir perfectamente unas especies con otras, y esto os lo digo por experiencia propia.



Los perros somos bastante dependientes de nuestros humanos, y necesitamos compañía, atención, cariño y tiempo para juegos. Esto no quiere decir que porque trabajes ocho horas diarias no puedas tener un perro, pero sí que no es bueno que pasemos mucho tiempo solos ni sin salir a pasear.

Los gatos, pese a su fama de ariscos e independientes, si bien no son como nosotros los perros en cuanto a necesidad de compañía, atención, cariño y tiempo, necesitan todo esto de sus compañeros humanos. Sólo que no siempre, y no cuando vosotros queráis. Un gato (aunque siempre es mejor tener dos) puede pasar tiempo solo e incluso quizá hasta lo agradezca, y la mayoría no necesita, ni debe, salir de paseo.



Los conejos y demás roedores suelen vivir dentro de una jaula que, por grande y bonita que sea, no deja de ser una jaula, y a nosotros no nos gustan los barrotes. Si puedes darle una buena vida, fuera de barrotes, puede ser una gran elección ya que suelen ser mimosos y tranquilos y no necesitan una excesiva atención.

Y todos, absolutamente todos, podemos convivir magníficamente con niños mientras todos estemos bien educados y sepamos respetarnos mutuamente. Todos menos los pertenecientes a especies salvajes que por humanidad y valores morales jamás deben ser obligados a vivir fuera de su hábitat.

2. ¿Qué raza elijo?

Como ya he dicho antes, la mejor raza somos los 'rescatados'. Esto es, lo realmente importante es que el carácter y las características del compañero que elijáis cumplan con vuestros requisitos según vuestras necesidades por disponibilidad de tiempo, espacio, y nivel de actividad. Y también si hay niños en casa u otros animales y la compatibilidad entre ellos. Pero sobre todo, lo más importante es que os enamoréis al veros.



¿Por qué los mejores somos los rescatados? Porque os lo creáis o no, somos más listos, más agradecidos, estamos más atentos a vuestros deseos, y somos más resistentes a las enfermedades.

3. ¿Macho o hembra?

Esto nos parece irrelevante. En serio, es como cuando viene un bebé, que puedes tener preferencias de género por algún motivo personal, pero nada más.




Antes, cuando la esterilización no se estilaba, se solía elegir en base a eso, para evitar problemas a la hora del celo, pero ahora abogamos por la esterilización, que si no os he contado ya las ventajas pronto lo haré.

Las hembras, dicen, en general somos más calmadas y menos dadas a la agresividad entre nosotras, pero también hay algunas que son muy dominantes. Conozco yo unas cuantas en el parque que échale guindas al pavo cuando.. bueno, otro día os lo cuento, que me enrollo. Que no, que estando bien educados el sexo es lo de menos.

4. ¿Adopto o compro?

Lo primero que debo decir es que en ambos casos cuesta dinero. Que mucha gente cree que adoptar es gratis, como si las protectoras y asociaciones sacaran el dinero de los árboles para rescatar a los animales, vacunarles, tratarles de las enfermedades que traigan, esterilizarles, y educarles cuando vienen de un extremo maltrato o soledad o descuido.



Sin embargo, el dinero que pagas cuando compras es para engrosar la billetera de algún criador o particular, mientras que el que pagas cuando adoptas, o bien cubre exclusivamente los gastos que ha generado el rescate de la mascota que estás adoptando, o si sobra algo es para ayudar a otros que aún esperan una oportunidad.



Hay quien alega que si no se comprara desaparecerían los criadores y con ellos las razas. Para esas personas, ver punto 2.



5. ¿A dónde acudo y cómo debo hacer?

Una vez llegados a este punto y con todos los anteriores claros, tanto si has decidido comprar como si has decidido adoptar debes acudir siempre a alguien serio, comprometido y de confianza. Si no conoces a nadie, puedes pedir ayuda a profesionales que ayuden en este proceso como hacemos en Ymascotas Solidaria. Y en cualquier caso, informarte leyendo y preguntando todo lo que necesites saber o las dudas que te vayan surgiendo en foros y páginas especializadas.



Hay criadores serios que, si bien tienen a sus animales criando para su propio beneficio, no los tratan mal y son serios en cuanto a no cruzarlos indebidamente.

Y de la mayoría de asociaciones y protectoras es fácil informarse, sin ir más lejos a través de las redes sociales como facebook o twitter, en las que suelen tener publicados todos sus casos en adopción así como los finales felices de los que ya han sido adoptados. Unas tienen más ayudas (ninguna del Estado), las más famosas, y otras menos o apenas ninguna. A nivel particular recomendamos ayudar a las que más rescatan, que curiosamente suelen ser las que más lo necesitan porque tienen menos socios colaboradores.



Y si después de todo este libro que os he endosado aún os quedan dudas de cómo hacer, aquí estamos mami y yo para aclararos encantadas cualquier pregunta que queráis hacernos.
 
Free counter and web stats